Productos

Aquilegia

– Nombre científico o latino: Aquilegia vulgaris

– Nombre común o vulgar: Aguileña, Aquileña, Aquilegia, Copa de rey, Flor de los celos, Colombina.

– Familia: Ranunculaceae.

– Origen: África del Sur, Norteamérica y Europa Central.

– Época de floración: primavera.

– Planta herbácea perenne de 30 a 70 cm.

– Luz: indicada para lugares de media sombra, aunque puede tolerar algo de sol.

– Plagas: cochinillas, pulgones y minadores de hojas; como enfermedad, citar al hongo oidio.

– Riego: es importante realizar los riegos, unos 3 por semana, sin mojar las hojas. Copioso en épocas de sequía.

Categoría:

Especie que llega a medir 90 cms. y sus flores hasta 7 cms. de diámetro con espolones curvados de hasta 5 cms. de largo, posteriormente las flores marchitas se convierten en frutos capsulares.

– Hojas muy pecioladas, bi o triternadas, compuestas de folíolos trífidos, de color glauco, con los bordes comúnmente redondeados.

– Las flores, erectas o colgantes, poseen una extraña morfología: pueden presentar cinco colores diferentes, a igual que los pétalos; estos últimos, un poco mayores que los sépalos, poseen la forma de un cornete dilatado y prolongados en la base en un grosor más o menos curvado, con la extremidad redondeada.

– Las flores tienen forma de trompetilla abierta hacia arriba.

– Los colores van del blanco al azul, rosa, rojo, amarillo, naranja y hasta marrón.

– Hay variedades bicolores muy atractivas, incluso algunas con uno de sus colores o ambos, difuminados.

– Fruto un folículo pubescente, dehiscente, con numerosas semillas.

– Muy atractiva en primavera, por el colorido y la forma inusual de sus flores, siendo el follaje también destacado.

– Usos: para adornar rincones en jardines semiumbríos. Arriates y macizos a la sombra y flores cortadas.

– Se deben cultivar en grupos para lograr el mejor efecto.

– En caso de conservarla en maceta, se deben cambiar anualmente.

– Hay que resguardarlas de los inviernos crudos.

– Cualquier suelo permeable de jardín, con buen drenaje.

– Eliminar las flores viejas para contribuir a una nueva floración.

– Cortar los tallos tras la floración.

– Multiplicación: si bien puede lograrse algún resultado por división de plantas, la propagación se realiza sobre todo por semillas.

– Se debe sembrar temprano desde mediados de verano a principios de otoño para lograr una floración en ese año, aunque por lo general la misma ocurre al segundo año.

– Germina en 20-35 días a 18-25ºC por el día y bajar la temperatura por la noche.

– Hay que enfriar la semilla antes de la siembra durante 3 semanas en refrigerador a 4ªC.

– También se autosiembran muy fácilmente y se aclimatan muy bien cuando se trasplantan.

– Se debe evitar sembrar semillas cosechadas en jardines, ya que luego los colores más vistosos no aparecen en las futuras plantas.